Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EREMITORIO SACRO MONTE

Fue en el año de 1994 cuando Don Luis Guardado invito a Fr. Moisés Díaz a dar un recorrido por  aquel lugar. A Fr. Moisés le gustó mucho para que ahí se hiciera un eremitorio, entre plática se le hizo el comentario a Don Luis, él no entendía de lo que se le hablaba pero aun así él dono unos biñetos y dijo que por el resto no se preocupara que él hablaría con su nieto para que se le donara el lugar de las cuevas.

Se habló con el Provincial de aquel entonces Fr. Daniel Córdova, él pidió que se le enviaran fotos del lugar, una vez que las tuvo se las envió a Fr. Pacifico para que Él explorara el lugar y checar si se podría hacer Eremo.

A partir de 1995 Fr. Pacifico fue a platicar con Don Luis Guardado y de igual manera se  exploró el lugar. El primer paso que se hizo al explorar el lugar fue checar cuánta agua producía el manantial mayor y mandar analizar el agua; Viendo que el agua que brotaba fue potable para los integrantes se procedió a resolver los problemas secundarios. Al término de esto se le dio aviso al Provincial y Él en el definitorio, dio luz verde para que se aceptara el lugar.

En 1995 y 1996 Fr. Pacifico venía 2 meses a lo que sería el eremitorio Sacro monte y 2 meses en el Eremitorio de Nayarit, en  algunas ocasiones era acompañado por Fr. Isidro Oñate para arrimar piedras. Se plantaron cera de 1500 árboles de los cuales no quedan ni 100 y así fue como se fue preparando el lugar; las venidas eventuales eran entre los 4 años siguientes (1997-2000).

Se tuvieron algunos problemas con el Sr. Obispo Don Javier Lozano Barragán para la construcción del Eremo, ya que él ofrecía que se hiciera en Santa María del Cobre  o Concepción del Oro, pero convenía  el lugar que ya se les había donado ya que quedaba cerca de la Casa de Noviciado.

En 1999 cambiaron al Sr. Obispo Lozano y quedo sede vacante cerca de un año. Después de esto el nuevo Sr. Obispo  Don Fernando Chávez Ruvalcaba se le pidió el permiso y se hizo la petición de vivir la vida eremítica en su diócesis. Cercano a unos Kilómetros de Guadalupe, el lugar es dominado piedra rajada.

Las propuestas que se hicieron al Sr. Obispo Don Fernando fueron las siguientes:

  • Construcción de un eremitorio
  • Tener al Santísimo en ese lugar
  • Celebración de Misa cada domingo primero del mes para los fieles que quisieran conocer el Eremitorio.
  • Después de enseñarle al Sr. Obispo lo que es la vida de los Eremitorios lo primero que dijo fue:“PARA LA DIÓCESIS DE ZACATECAS SERÍA UN HONOR CONTAR CON UN EREMITORIO, YA QUE A LOS FRANCISCANOS Y AL PADRE MARGÍL SE LES DEBE TODA LA ESPIRITUALIDAD DE ZACATECAS Y DEL NORTE DEL PAÍS”.

El siguiente paso sería hacer cartas, actas para dar jurisdicción al permiso.

Después de los trámites correspondientes el 13 de Mayo del 2000 se hizo la bendición del lugar por medio del Obispo de Zacatecas Don Fernando Chávez Ruvalcaba y del Obispo del Amazonas Fr. Alberto Campos, OFM, ellos celebraron la Primera Eucaristía.

El lugar fue habitado hasta el 15 de Agosto de 2002 (día de la Asunción).

A este lugar acuden los novicios a hacer su experiencia eremítica de uno o dos por semana.

Es frecuentado en retiros espirituales de varias parroquias de la Diócesis y de grupos, sobre todo de la OFS, JUFRA, de Aguascalientes, S.L.P, Fresnillo, Monclova, Monterrey, Guadalajara, Seminario Diocesano y experiencia de otros como el Clero Secular.

Cerca de 420 personas han hecho experiencia eremítica. El primer domingo de cada mes asiste un promedio de 1200 personas.