Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPÍTULO II
EL ESPÍRITU DE ORACIÓN Y DEVOCIÓN
(Cf. 2R 5, 2)

TÍTULO I


De las Constituciones Generales de la Orden de Frailes Menores Artículo31 §1Todos y cada uno de los hermanos deben procurar con sumo cariño encontrar eremitorios, lugares de retiro o de soledad, como testimonio de la vida contemplativa vigente en nuestra Orden.


§2Los Ministros concedan obediencia con la bendición del Señor  a  los  hermanos  que,  sintiéndose  llamados  a  vivir  por  más  o menos tiempo esta vida, razonablemente lo soliciten.


§3La vida de los hermanos en estos lugares podrá regirse bien sea por aquella sencilla Regla que para los eremitorios compuso el mismo Seráfico Padre, acomodándola a las peculiares condiciones, o bien por normas dictadas conforme a los Estatutos.


En Artículo15, de los estatutos generales se encomienda a propios  y visitantes, al recogimiento espiritual.


§1Pongan empeño los Ministros en que en el territorio de sus propias Provincias o en el de las Conferencias de Ministros provinciales se erija al menos un eremitorio o casa de oración.


§2 Los hermanos que moran en estos lugares procuren acoger de buen grado, sin detrimento de su propio recogimiento, a los grupos de fieles para iniciarlos en la oración franciscana.