Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
 
 

Centro de Estudios Fray Juan Larios, Monclova, Coah.

Colegios Franciscanos, Etzatlán, Jal.

Instituto Margil, Aguascalientes, Ags.

Colegio México, Ciudad Guzmán, Jal.

Colegio Santa Anita, Santa Anita, Jal.

Centro Escolar Gante, San Pedro Garza García, N.L.

Instituto Durango, Durango, Dgo.

Colegio Gante Wixárika, Santa Clara, Jal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras varios años de intensa labor, la institución alcanzó su Consolidación y reconocimiento de la sociedad Duranguense, permitiendo así continuar  enarbolando en alto el enhiesto gallardete de un ideal, y que aún sigue albergando en sus aulas a niños, jóvenes y señoritas, que llevan como meta de su vida la antigua divisa: “Dios, Patria y Ciencia”

Misión: Nuestra misión es, desde el ser, hacer crecer y proyectar en Nuestros alumnos una formación integral para que se desempeñen con sentido crítico humanista de manera apta, plena y descubran  la trascendencia de servir a los demás mediante una educación de calidad en mejora continua desde la pedagogía franciscana.

Visión: El Colegio Franciscano busca consolidarse como  una comunidad educativa líder en la formación de hombres y mujeres fraterno, creativo, con responsabilidad social y comprometida con la excelencia humana y académica.

Objetivo: Colaborar en la formación integral de la persona, para que viva y transmita los valores evangélicos al estilo franciscano, como respuesta a los retos del mundo actual.

Valores: Los colegios franciscanos somos ante todo, una comunidad fraterna en la cual se transmiten principalmente con el ejemplo los valores que de ella emanan: Amistad, solidaridad, generosidad, servicio, desprendimiento, alegría, sinceridad, respeto, justicia, sensibilidad ecológica, paz y ayuda mutua.

Principios: La esencia de la educación franciscana se deriva de sus tres fuentes principales: Dios, el hombre y el cosmos, y debe llevar a nuestros educandos a una actitud integral y Cristo-céntrica con características especiales como: el espíritu de fe, el amor a Dios, el amor del hombre y el amor a toda criatura, la sencillez, la alegría, el ecumenismo y el optimismo en el obrar.